TEMA 4: DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD DE LOS 6 AÑOS HASTA LA ADOLESCENCIA


INTRODUCCIÓN

La personalidad es un ámbito del desarrollo que es preciso abordar en el marco de las relaciones interpersonales y no al margen de ellas. Durante los primeros años de la infancia, el primer contexto en el que la gran mayoría de los niños y las niñas crecen y se desarrollan es la familia. Los lazos afectivos y el sentirse unidos a sus padres y madres pueden ayudarles a desarrollar herramientas sociales, inteligencia emocional y confianza en sí mismos.

A medida que se avanza en el desarrollo, van accediendo y participando en nuevos contextos y, en consecuencia, van apareciendo nuevas fuentes de influencia en el desarrollo de la personalidad. La escuela y la familia, las dos instituciones sociales de mayor repercusión en la vida del niño, se convierten en los dos contextos más influyentes de cara a la configuración de la personalidad infantil; los padres, los docentes y el grupo de los iguales van a jugar un papel crucial en el proceso de socialización durante estos años.

A través de las interacciones sociales que se establecen con todas estas personas, los niños van a aprender a comunicarse, comprenderán las normas de conducta e irán asimilando y adquiriendo los valores. Estas interacciones que se producen en la escuela y en el medio familiar les permite consolidar o modificar muchos de los aspectos del desarrollo socio-personal que se habían ido definiendo en los años anteriores.


PERSONALIDAD

La personalidad es un conjunto de características psicológicas, como la manera de pensar, actuar o reaccionar que caracterizan a una persona y permiten distinguirla de todas las demás.

Como bien sabemos, el docente es aquella persona que nos enseña y nos guía. Ser maestro no implica que la persona sea perfecta, pero en cuanto más cerca se encuentre de desarrollar sus potencialidades más oportuna será su intervencion en la vida educativa de sus alumnos. El docente debe tener una actitud adecuada hacia el estudio, poseer una mente sabia y ciertas aptitudes pedagógicas. Por tanto la función del maestro será averiguar las formas de aprendizaje de sus alumnos y un ambiente adecuado para alcanzar los objetivos propuestos.
Resulta muy beneficioso para el profesor crear una interacción con el alumno de manera individualizada, esto generará un diálogo constructivo y un clima de confianza. Permitirá que el alumno aprenda de forma activa y significativa posibilitando al profesor conocer sus intereses, conocimientos previos, su personalidad... para poder ser guía de todo el proceso enseñanza-aprendizaje. Este tipo de interacción es muy motivante para el alumnado. La invidualización es fundamental que se de a lo largo de los ciclos.

Podemos usar los gustos de los alumnos como una manera de motivarles.
Ejemplo: si le gustan las mascotas, podemos hacer actividades en clase relacionadas con animales, o también podemos dar una clase de conocimiento del medio en el zoo.

**El eneagrama de la personalidad** es una herramienta muy poderosa que nos provee de una enorme cantidad de material descriptivo con el cual podemos trabajar sobre nosotros mismos. Nos suministra una guía para el descubrimiento y aceptación de nuestras mayores limitaciones, si existe primero un propósito de trascenderlas, y nos faculta la respetuosa comprensión de las de los demás, al mismo tiempo nos orienta hacia los lugares donde se encuentran nuestras más grandes potencialidades y talentos que en gran medida continuan sin desarrollarse.
El objetivo del eneagrama consiste en el auto conocimiento, a partir del cual podemos aceptarnos, encontrarnos e iniciar un camino de crecimiento individual.

De esta forma, el eneagrama nos permite conocernos y asumir nuestras propias debilidades, transformándolas en herramientas útiles que nos acercan a nuestra propia realidad, y nos sumerge en el camino del crecimiento en nuestras relaciones personales, profesionales y sociales.

http://www.personarte.com/test_datos.htmeneagrama.jpg

La doble personalidad


La doble personalidad consiste en un trastorno disociativo de la identidad del yo por el cual una persona posee dos personalidades distintas, es decir, que tiene dos formas de ser diferentes, con sus respectivas esctructuras, pautas de condcuta, criterios y formas de reacción que condicionan su forma de actuar. Dependiendo de diversas circunstancias, generalmente debido a situaciones de tensión psíquica, se pasa de una personalidad a otra, por lo que también se le ha denominado a este trastorno " personalidad alternante".

La doble personalidad es una alteración rara, que afecta más a las mujeres que a los hombres, particularmente a los jóvenes y adolescentes. Se suele asociar a trastornos psicosexuales y de pérdida del control de los impulsos. El paso de una personalidad a otra suele suceder de un modo brusco. Una vez producida la transformación, lo más común es que se produzca una amnesia por la cual se olvida, total o parcialmente, lo sucedido mientras dominaba la personalidad anterior.

Características de la doble personalidad

Existencia de dos personalidades completas y distintas en una misma persona.
Alternancia en la presencia de ambas personalidades, condicionandose alternativamente el comportamiento.
Cuando domina una personalidad no se recuerda lo correspondiente a la otra.
Las dos personalides pueden desconocerse o hablar entre sí.



Durante un proyecto semanal, el profesor Rainer Wenger enseña a los estudiantes de su clase el tema de la autocracia como forma de gobierno. Los estudiantes se muestran escépticos ante la idea de que pudiera volver una dictadura como la del Tercer Reich en la Alemania de nuestros días y creen que ya no hay peligro de que el nacionalsocialismo vuelva a hacerse con el poder, porque a pesar de haber pasado décadas, las nuevas políticas y tecnologías arbitrarían el proceso de un mandato nuevo autocrático. El profesor decide empezar un experimento con sus alumnos para demostrar lo fácil que es manipular a las masas.

A través de su lema: "fuerza mediante la disciplina, fuerza mediante la comunidad, fuerza a través de la acción, fuerza a través del orgullo", haciendo hincapié en ello, de tal forma que cada día los alumnos siguieran una nueva regla. Por ejemplo, el profesor logró que todos ellos entrasen a su aula y, en menos de 30 segundos, se hubieran sentado todos ellos con actitud atenta y con la espalda bien recta, resueltos a iniciar la clase. El interés por la forma de cómo se ejecutaban esas clases creció, haciendo que jóvenes de otros cursos se cambiaran de aula hasta ser un curso numeroso, derivando en fanatismo. El grupo llega incluso al extremo de inventar un saludo y a vestirse de camisa blanca. El popular curso se decidió llamar "La Ola", y a medida que pasaban los días, "La Ola" comenzaba a hacerse notar mediante actos de vandalismo, todo a espaldas del profesor Wenger, que acaba perdiendo el control de la situación.















EL AUTOCONCEPTO


Es el concepto que tenemos de nosotros mismos. Ésta puede coincidir o no con lo que los demás opinan de nosotros.
En nuestro autoconcepto intervienen varios componentes que estan interrelacionados entre sí: la variacion de uno, afecta a los otros.

Por ejemplo: si pienso que soy torpe, me siento mal, por tanto hago actividades negativas y no soluciono el problema.
  • Nivel cognitivo-intelectual: constituye las ideas, opiniones, creencias, percepciones y el procesamiento de la informacion exterior. basamos nuestro autoconcepto en experiencias pasadas, creencias y convencimiento sobre nuestra persona.
  • Nivel emocional afectivo: es un juicio de valor sobre nuestras cualidades personales. Implica un sentimiento de lo agradable o desagradable que vemos en nosotros.
  • Nivel conductual: es la decisiÓn de actuar, de llevar a la practica un comportamiento consecuente.

Los factores que determinan el autoconcepto son los siguientes:
  • La actitud o motivación: es la tendencia a reaccionar frente a una situacion tras evaluarla positiva o negativa. es la causa que impulsa a actuar, por tanto, sera importante plantearse los porques de nuestras acciones, para no dejarnos llevar simplemente por la inercia o la ansiedad.
  • El esquema corporal: supone la idea que tenemos de nuestro cuerpo a partir de las sensaciones y estímulos. Esta imagen esta muy relacionada e influenciada por las relaciones sociales, las modas, complejos o sentimientos hacia nosotros mismos.
  • Las aptitudes: son las capacidades que posee una persona para realizar algo adecuadamente (inteligencia, razonamiento, habilidades, etc)
  • Valoración externa: es la consideración o apreciación que hacen las demás personas sobre nosotros. Son los refuerzos sociales, halagos, contacto físico, expresiones gestuales, reconocimiento social, etc.

El individuo comienza a tener conocimiento de si mismo a partir de un autoconcepto.

A los 2 o 3 años el niño empieza a expresar que tiene conciencia de su propio yo, cuando aparece el personalismo (la toma de conciencia), todavía no ha empatizado y ya toma conciencia.

Características del autoconcepto


  • Se nutre de características físicas intelectuales.
  • Podemos ver cuales son positivas o negativas.
  • Que facilidades tenemos a nivel cognitivo.
  • Que las exigencias académicas esten adaptadas al nivel académico del alumno.
  • Como nos relacionamos con los demás.

Todo esto forma la imagen que tenemos de uno mismo.
Factores cognitivos: conforme se desarrolla el niño va a tener una capacidad mayor de nuestro propio yo.
Nuestro autoconcepto estará más desarrollado.
La interacción social tambien mejora, aumenta, empieza a ser mas compleja y a tener lazos con otras personas mas amplios y que aportan mayor información.
Enriquecemos mas nuestro autoconcepto.
Ejemplo: queremos escuchar a un buen amigo.
A los 4 años no sabemos decir si es buen amigo. Esto con la edad mejora.



Fundadores de la tradición del estudio científico del autoconcepto


  • Williams James
  • Baldwin
  • Cooley
  • Mead

JAMES(S. XIX) 200px-William_James_in_1890s.jpg


Como filósofo estadounidense y después de una brillante carrera además de trabajar como profesor de psicología, establece una teoría, ademas habla de una pare visible y una no visible.
Se basa en el conocimiento que tiene una persona de sí mismo compuesto por:
  • Un YO experimental, agente encargado de conocer: con ello quiere decir que construye el conocimiento que cada uno tiene de si mismo, va referido al autoconcepto, es todo lo que yo se de mi mismo. Se trata de lo que yo veo en mi, de lo que yo si conozco de mis características y que aprecio, ademas de que soy consciente de ello.
  • YO empírico: va referido a todo aquello que el YO existencial debe conocer, incluyendo ademas aspectos que no yo no tengo por que conocer de mi mismo pero los demás si. Se trata de las características totales del individuo, siendo o no consciente de ellas.
    El yo empírico construye el yo existencial.

Estos dos conceptos están relacionados entre si y uno influye al otro durante nuestro desarrollo a lo largo de nuestra vida.
Se va construyendo entre otras cosas con nuestro conocimiento que tenemos nosotros mismos a partir de lo que piensan los demás de mi. Cabe destacar “los otros” como sujetos que contribuyen a la construcción de la imagen que cada uno tenemos de nosotros mismos.
Este autoconcepto se forma a partir de todo el conjunto de “ellos y nosotros” basado en pensamientos.


COOLEY, MEAD Y BALDWIN (S. XX)


El centro de las teorías de estos tres autores se basa en “los otros” y su importancia en la génesis y el desarrollo de autoconcepto.
Postulan que el conocimiento que se adquiere de uno mismo está íntimamente relacionado con:

  • La interacción social (con individuos significativos)
    Nos damos cuenta de las ideas y pensamientos que tienen los demás al referirse a nosotros, acerca de como somos, y le damos gran importancia sobre todo si tenemos afecto por esa persona, nos resulta una información muy validosa. Estas personas Cooley las denomina “individuos significativos”.
  • La imitación e internalización de sus patrones de conducta
  • Actitudes con otros.

En resumen, nuestro autoconcepto lo extraemos por medio de lo que los demás piensan de nosotros. Lo bloqueamos entre lo que yo pienso de mi , y lo que piensan los demás.

COOLEY:
En la obra de Cooley son especialmente relevantes sus contribuciones acerca del concepto de grupo primario y la socialización del individuo o la dimensión social del yo el carácter social de la personalidad y la naturaleza psicológica de la sociedad.
La base de la organización social para Cooley es la comunicación directa interpersonal.
La familia, el barrio, el equipo deportivo, etc., marcan el espacio donde se encuentra la dimensión social del yo, los éxitos y los fracasos, las ambiciones...
Su obra tuvo una gran influencia sobre el pensamiento sociológico en figuras como la de Mead y la teoría del interaccionismo simbólico.


MEAD:Mead.jpg

Desarrolla una visión pragmática de la filosofía basada en la sociabilidad y la temporalidad como instancias de la evolución del ser social. El 'yo', como reflejo del 'otros', está sujeto al comportamiento de los demás, a una construcción social, a un 'mi' social. El 'yo' aparece como una realidad social a la interacción simbólica a través de la comunicación.

Su trabajo fue editado en gran parte después de su muerte, en 1931, ya que en vida sólo publicó artículos académicos.


BALDWIN:JAMES_MARK_BALDWIN.jpg

Psicologo norteamericano que propuso el mecanismo para la selección de habilidades de aprendizaje.
Se trata de una teoria evolutiva llamada "efecto Baldwin".
Baldwin propone que las habilidades que en su comienzo dependen de un aprendizaje, son finalmente remplazadas por la evolución de unos sistemas determinados que no requieren un aprendizaje.

CONCLUSIÓN:
Para finalizar y después de analizar las distintas teorías de los diferentes autores citados, entendemos que el autoconcepto no es algo estatico en nuestra vida, si n que va evolucionando y cambiando continuamente, ya que nuestras experiencias sociales diarias influyen en nuestras capacidades cognitivas y estas evolucionan y se originan actitudes nuevas según en que contexto nos encontremos.

Evolución del autoconcepto

El autoconcepto va progresando y cambiando a lo largo de toda la vida del individuo. Toda esta evolución que se va produciendo a lo largo de los años, se debe sobre todo a la influencia de dos factores fundamentales, como son:

-El progreso de las propias capacidades cognitivas del individuo ya que, a lo largo de los años se van haciendo más complejas y completándose de mejor forma.
-Las experiencias sociales, éstas cada vez son más y la calidad de ellas va aumentando. A través de ellas, el individuo, va ganando nuevos conocimientos y mejorando los que ya tenía presentes.

No es una tarea fácil realizar un estudio general sobre el autoconcepto ya que, siempre, en todo momento, se van añadiendo cosas, las cuales van cambiando y mejorando. De este mismo modo, es también complicado el estudio de éste en un momento concreto porque cada persona tiene una concepción distinta a la que los demás ya que, es una visión propia de forma individual porque es diferente a la del resto de individuos.

A la hora de describirse a él mismo el individuo, es influenciado y condicionado por las opiniones que los demás tengan de su persona, de modo que, bloquea las percepciones que se tenían y pasa a dividirlas entre negativas y positivas. Por lo que, bajo estas influencias de las que hemos hablado, siempre, es muy difícil que la persona pueda hacer una definición propia de forma concreta.

A partir de los 6 años, la percepción que el niño tiene para realizar su autoconcepto tiene mayor grado de complejidad, las características y rasgos con los que se describe pasan de su simplicidad a un escalón más complejo, por ejemplo, cuando un niño pasa de describirse como "un niño guapo", a describirse como "un niño atractivo". A través de estos avances, se va consiguiendo que el autoconcepto sea cada vez más nuestro, formándolo con características cada vez más complejas y que lo diferencian del resto de sus iguales. También, a través de las autodescripciones que los niños puedan a partir del nivel de primaria mostrarán una definición de sí mismos con categorías más sofisticadas y complejas que antes no eran capaces de realizar. Además, una vez formada y adquirida esta complejidad, el propio individuo será capaz de dividirlo y así comportarse de una forma u otra dependiendo de las circunstancias y de las situaciones que viva en un momento concreto. Ejemplo: un individuo que de forma general se muestra tranquilo y calmado en sus relaciones, pero que le gusta el fútbol y cuando va a ver un partido se involucra mucho y mientras ve el partido chilla y salta ya que, la situación le emociona mucho. A partir de este aspecto, también, el niño consigue comparar sus características y habilidades con las de los demás y así consigue tomar conciencia de estos roles que realiza dependiendo la situación y avanza en su propia percepción.


PRE-ESCOLAR
ESCOLAR
Términos simples y globales
Términos específicos, elaborados y diferenciados
Términos absolutos
Términos relativos
Atributos concretos y estables (aspecto físico y actividad)
Atributos internos o psicológicos (progresiva abstracción)
Arbitrario y cambiante
Coherente y estable


EVOLUCIÓN DEL AUTOCONCEPTO A LO LARGO DE LA INFANCIA


De...
a...
Características del cambio
simple y global
diferenciado y articulado
Al principio, se describe de una forma más global luego, ya lo hace de un modo más preciso y articulado.
Por ejemplo: de "yo soy guapo" a "yo soy atractivo".
arbitrario y cambiante
coherente y estable
Primero no tienen claras las autoevaluaciones que se realizan de sí mismos y las van cambiando, con el desarrollo va las va justificando de forma coherente.
concreto
abstracto
En los primeros años, las características que se asigna son de carácter externo y físico, pero al desarrollarse ya pasa
a tener más en cuenta las características psicológicas y sociales, además, empieza a entender la amistad como algo
más complejo.
absoluto
relativo
En un principio, no tiene en cuenta las características que puedan tener los demás, pero tras el proceso de desarrollo
se compara y se realiza a partir de las observaciones de los demás.
yo público o externo
yo privado o yo intenso
Primero no distinguen los sentimientos que son privados y los que son públicos, pero tras un tiempo aprende qué
sentimientos pueden considerarse como públicos y cuáles son privados.
[Invalid Include: Cannot include the current page from itself]



LA AUTOESTIMA. DIMENSIONES, EVOLUCIÓN Y DETERMINANTES


ninos_infancia.jpg
La autoestima es la capacidad o la habilidad que tenemos los individuos para valorar aquellos aspectos que forman parte de nuestro autoconcepto. Se puede decir que nuestro autoconcepto es una percepción de nosotros mismos estricta a partir de cómo nos percibimos y a partir de cómo nos transmiten los demás como nos perciben. La autoestima seria de aquellas características q forman parte de nuestro autoconcepto como valoramos unas u otras, es decir, si las valoramos de forma positiva o negativa, cuales son las más importantes para nosotros y sobre todo si hay más o menos características positivas o negativas.

Ejemplo: un individuo q tenga un autoconcepto de sí mismo muy negativo evidentemente va a tener una percepción o una consideración de sí misma muy baja, va a tener una baja autoestima, por lo tanto un mal autoconcepto.


Esto afectara a su personalidad, teniendo una personalidad más débil que un individuo que tiene una alta autoestima y que valora positivamente las características que forman parte de su autoconcepto, lo que va a advocarle a desarrollar evidentemente una percepción positiva.


Una buena autoestima puede considerarse la clave para la formación personal, el aprendizaje, las relaciones satisfactorias, la autorrealización (desarrollo del propio potencial) y la felicidad de los individuos. Cuando un niño tiene una buena autoestima, se sabe valioso y competente. Entiende que aprender es importante, con lo cual no se siente disminuido cuando necesita ayuda. Es responsable, se comunica bien y es capaz de relacionarse adecuadamente con otros. Un niño con baja autoestima no confía en sí mismo y por lo tanto tampoco en los demás. Suele ser tímido, hipercrítico, poco creativo y en ocasiones puede desarrollar conductas agresivas, de riesgo y desafiantes. Esto provoca rechazo en los demás, lo que a su vez repercute en su autovaloración.

Para tener una buena AE se tiene que dar estas cuatro condiciones:

  • Seguridad y singularidad.

Un niño que se siente seguro puede actuar con libertad en la forma que le parezca más oportuna y efectiva. Y un niño se siente seguro si a su vez se considera “especial” en el sentido positivo del término o único. Para ello necesita ser aceptado, valorado y querido por ser como es. Esto no se da en ambientes donde el niño percibe que le está juzgando continuamente y donde se siente amenazado por experiencias de fracaso, rechazo o indiferencia.

  • Sentido de competencia.

El niño debería sentirse capacitado para hacer frente a las distintas situaciones que ocurren durante su desarrollo. Debería sentirse con “poder” para ejercer alguna influencia sobre lo que le sucede en la vida. Para ello debe de dársele la oportunidad de elegir, de acertar y sobre todo de equivocarse (de los errores se aprende mucho). Además debe proporcionársele el estímulo necesario para aceptar responsabilidades y asumir consecuencias.

  • Senido de pertenencia.

Es la sensación de sentirse aceptado por parte de su grupo (raza, religión, cultura, barrio, clase, familia, etc). El niño se reconoce vinculado y formando parte “de” y “con” otros.
  • Sentido de motivación y finalidad.

La motivación es el impulso a actuar de forma lógica y razonable para alcanzar objetivos específicos. El adulto puede dirigir la motivación del niño hacia actividades que favorezcan su desarrollo personal, de acuerdo con sus capacidades. Es importante que estos objetivos sean atractivos y al mismo tiempo realistas, para que con frecuencia se logren y en caso de fracaso puedan ser vividos más como un desafío personal que como barreras insuperables. A este respecto, es interesante la explicación que los propios niños dan de sus resultados, dependiendo de su nivel de AE: los niños con alta AE perciben sus éxitos/fracasos en gran parte determinados por su propio esfuerzo y habilidad. En cambio aquellos con peor autoconcepto tienden a creer más en la suerte o el destino y tienen mucha menos confianza en su capacidad de éxito en el futuro.

El autoconcepto tiene un contenido multidimensional, con esto nos referimos a que hay un autoconcepto global, se tiene un autoconcepto de sí mismo como individuo global que se ha ido enriqueciendo a partir de cómo me percibo en determinadas áreas o en determinadas dimensiones.

Ejemplo: el individuo en la edad escolar 6 a 12 años las tres áreas que mas rigen en su autoconcepto son:

- Autoestima física: nos referimos a como en su autoconcepto percibe las características físicas y como a partir de la evaluación que hace su autoestima, valora esas características como positivas o negativas. Desde este punto, recibiremos una serie de información que va a enriquecer nuestra autoestima global.


- Autoestima académica: los datos académicos mejoran nuestra autoestima. En qué área destacamos mas, que importancia le daremos a esa área en la que somos buenos, etc. Esto varía de un individuo a otro, hay individuos que valorarán según el trabajo que se haga desde casa y desde el propio docente, valorarán mas los logros en unas asignaturas que en otras que les cuesta más, con lo cual el cómo valoren una u otra área le va a reforzar una autoestima más o menos positiva; habrán otros individuos que destacar físicamente en un deporte, les va a hacer muy importante en cambio destacar en matemáticas que es una asignatura que a ninguno de los de la clase les gusta, no le va a reforzar por lo que no será muy importante en el desarrollo de su autoestima.

- Autoestima social: Hace referencia a la relación con sus padres y con sus iguales. Tanto padres como iguales van a ir transmitiéndole una serie de valores, de características que forman parte del autoconcepto del individuo como más o menos importantes. Según el grupo social, según la cultura en la que vivamos, según las características que estén aplicando nuestros docentes o nuestros padres, habrán una serie de características o de conceptos que formen parte de nuestro autoconcepto.

Con lo cual, este contenido psicológico multidimensional va a desarrollar una valoración del YO general.

Evidentemente, conforme avanza la edad, el individuo va consolidando una autoestima global, con esto nos referimos a que, el individuo en los primeros años de desarrollo no tiene la capacidad de análisis, de su autoconcepto muy profundo, con lo cual, hace una valoración muy superficial.

Se definen a partir de características simples, como por ejemplo: un niño de 4 años se define como guapo, un chico listo, como fuerte pero no tiene un autoconcepto global desarrollado. Este autoconcepto el individuo lo va adquirir a lo largo de tener las capacidades de análisis mayores. Estas capacidades mayores se va aislando a partir de los 6 u 8 años donde el individuo ya es capaz de coger diferentes características de su personalidad, de su autoconcepto y mezclarlas, para poder darles una importancia mayor o menos a unas más o a otras.


Características de la autoestima



Cuando hablamos de autoestima, se habla en muchas ocasiones de causas educativas.

Cuando un individuo encuentra unas características de su autoconcepto más positivas que otras, muchas veces eso se puede ver influido por como los educadores han ido transmitiendo que aspectos de su autoconcepto o que aspecto que formarían parte del concepto de cualquier individuo son más o menos importantes.


El estilo educativo democrático se caracterizaba por un diálogo constante, continuo, por una exigencia de superación, es decir, el estilo educativo democrático sería el que favorecía una mejor autoestima ya que los padres, educadores o maestros intentan siempre que el alumno o el hijo se supere a sí mismo, que se enfrente con valentía a determinadas situaciones que pueden ser para el novedosas o algo complejo de superar y que aunque en alguna ocasión pueda equivocarse o tener dificultades, el padre o educador estará siempre impulsando a que se siga superando.

Con lo cual el estilo democrático, se considera como el estilo educativo que más va a obedecer el desarrollo global de la autoestima positiva. Esta autoestima positiva se caracteriza por una competencia cognitiva y por una buena capacidad de autoevaluación.

Un individuo que quiere mejorar su autoconcepto o autoestima, evidentemente tiene que tener una buena competencia cognitiva y la habilidad cognitiva para racionalizar aquellas cosas que le pasan y para darle un valor real aquellos aspectos que forman parte de su autoestima o autoconcepto.

Existen individuos que se centran de forma obsesiva en una característica de su autoconcepto que le dan un valor exagerado y que convierten ese autoconcepto o esa característica en un problema que le transmite una inestabilidad psicológica. Esto suele suceder mucho durante la adolescencia.

En referencia a lo anterior, un individuo que tiene una buena capacidad de autoevaluación, de cómo funciona o como le salen las cosas, va ser siempre un individuo que va a desarrollar unas competencias cognitivas más adecuadas para desarrollar un buen autoconcepto.

Diferencia entre autoestima y autoconcepto


- Diferencia básica: el autoconcepto es una percepción real de cómo somos. Esta percepción se consigue a partir de cómo nosotros mismos nos percibimos como sujeto y a partir de lo que nos transmiten los demás de cómo nos perciben.


- La autoestima es el instrumento que evalúa de forma positiva o negativa o que no evalúa esas características que forman parte de nuestro autoconcepto. Nuestra autoestima aplicará unos criterios de evaluación los cuales son los que se van ir trabajando a nivel de pautas de crianza, a nivel educativo por parte de nuestros padres o por parte de nuestros adultos de referencia hasta los 9, 10 u 11 años .

A partir de esta edad, empezarán a hacer muy importante los criterios de evaluación que les transmita los iguales; a los 13, 14 y 15 años los criterios de evaluación que transmitan los padres no tendrán apenas importancia, pero si tendrán importancia los que transmitan los iguales.


Locus de control


Se refiere a como nosotros como individuos nos atribuimos los éxitos y los fracasos. Por lo que, la autoestima que nosotros tenemos, la autovaloración de nuestro concepto y nuestro estilo de autocontrol van a marcar lo que es el estilo atributivo del individuo.

Existen dos tipos de Locus de control:

- Interno: significa que el individuo atribuye a sus capacidades, a él como persona los éxitos y los fracasos.

Ejemplo: un individuo se presenta a un examen de matemáticas y lo aprueba, este individuo aplicará un locus de control interno si verbaliza, si piensa que lo ha aprobado porque realmente él es muy bueno en matemáticas. En cambio aplicaría un locus de control externo si dijese que lo ha aprobado de suerte, ya que puedo copiarse del compañero de al lado.


- Externo: consiste en atribuir los éxitos o fracasos a fuerzas externas, a la casualidad, a la ayuda de los demás.

Con lo cual, una autoestima positiva se verá enriquecida por un control de tipo interno, en cambio una persona con una autoestima negativa normalmente suele tener un locus de control externo ya que atribuyen los éxitos y los fracasos a fuerzas externas. A los éxitos nos referimos al que si hace algo bien, es por casualidad o por ayuda de los demás mientras que con los fracasos nos referimos a que normalmente también se atribuyen a algo externo. Con esto consiguen una indefensión aprendida.

Cuadro resumen que explica como los individuos nos enfrentamos, como los estilos atributivos van a influir en una percepción de control de competencia por parte del individuo.

Cuando hay atributos, el éxito es competente del sujeto. Cuando hay un fracaso, la dificultad de la tarea ha sido grande y el esfuerzo no ha sido suficiente, se aplicarán estrategias para superar esa situación.

Las perceptivas del individuo se van a mejorar con más esfuerzo; el individuo que tiene un locus de control interno, siempre se plantea que puede superar esa situación con un poco mas de esfuerzo.

Las expectativas de éxito, en este tipo de individuos van a ser altas. El problema comienza en aquellos individuos que piensan que el aprendizaje o que no tienen un control sobre su propio aprendizaje. Piensan que ellos mismos, con el esfuerzo que están realizando no es suficiente nunca, que el fracaso se debe a la falta de competencias; existen competencias a determinadas dificultades, no son capaces de desarrollar estrategias para superar esas dificultades
WebPersonalLocusControlEsfu.gif

Rol de género e influencias educativas


niña.jpg
niño.jpg
Cuando hablamos de autoestima tenemos que ser consciente que la sociedad el sistema educativo las familias inculcamos un rol de género hay unas influencias educativas en cuáles son las características de los individuos según su sexo que deben valorar más positivamente o más negativamente. Por ejemplo, en los centros escolares desde el profesorado se cae en el error de valorar más positivamente que los varones tengan éxito en grandes competencias; en cambio, se valora positivamente que las niñas muestren un buen comportamiento y unas habilidades de prosocialidad, o sea, que sean unas niñas tiernas que se relaciones con los compañeros.

Pero cada vez existen menos estereotipos, la igualdad es más evidente en los centros escolares y se valoran como positiva las mismas características para todos los niños. Aunque hay que decir que todavía hay algunas influencias por parte de los estereotipos. Un claro ejemplo es, cuando una chica juega en el patio del colegio al futbol y además suelta una zancadilla porque está jugando en la defensa. Ahí está influyendo un estereotipo porque se la llamará chicote. Sin embargo, si es el chico el que se tira a los pies del otro chico para quitarle el balón es algo positivo.

Con todo esto se pretende decir que la escuela debe atenuar los estereotipos. Desde el centro escolar debemos de trabajar que a la hora de transmitir unos valores y que estos valores deben ser iguales tanto para mujeres como para hombres. Si hay una característica de nuestro autoconcepto que es positiva en un varón, debería de serlo en una mujer. No debiéramos desde la escuela fomentar estereotipos para uno y otro sexo.














Autoestima y autoconcepto


Uno de los elementos básicos de la competencia psicológica y social de los individuos es su capacidad para conocerse y reconocerse a sí mismo como individuos únicos. Desde muy pronto, y a lo largo del desarrollo, los sujetos buscan explicaciones que les permiten formarse una idea de quiénes y cómo son. Este conocimiento de sí mismos se denomina autoconcepto.

Muy relacionado con el autoconcepto, se encuentra la autoestima, es decir, la valoración que hace el sujeto de sí mismo. Afecta a la parte más cognitiva del individuo a cómo este individuo va a reaccionar en diferentes situaciones que le caracteriza lo que va a definir su forma de llevar afrontar acciones determinadas.

Se diferencia de la personalidad en que esta sería una concepción del individuo mucho más amplia.

Mientras el autoconcepto seria un análisis mucho más estático que va a definir las características sin evaluarlas. La autoestima se va a encargar de evaluar los contenidos del autoconcepto.

La autoestima y el autoconcepto están estrechamente relacionados no podrían funcionar el uno sin el otro. Aunque estas se diferencian en que la autoestima necesita unas capacidades cognitivas y sociales deben de ser un poco más superiores para desarrollarse.

Podemos percibirnos físicamente como nos perciben los demás, pero lo que es la valoración (ya sea positiva o negativa la) vamos a ir desarrollando años más tarde ya que esa valoración exigirá una capacidad cognitiva mayor.

Tanto el autoconcepto como la autoestima van a hacer variar el cómo nos concebimos y cómo nos valoramos. Además, la autoestima se va a enriquecer de diferentes valores a lo largo de nuestro desarrollo en la adolescencia. Los valores que vamos a desarrollar para valorar nuestro autoconcepto van a ser muy distintos de los que utilizaremos cuando seamos adultos.

Por ejemplo, para un niño en una edad de desarrollo de 6 a 12 años la autoestima física, académica y social van a ir enriqueciendo su autoestima global. Pero la más importante será la académica, porque va a ser a través de la cual va a recibir los premios de sus figuras de referencia. En cambio, cuando este individuo crezca la social pasará a ser la más importante ya que tendrá mucha importancia la relación con sus iguales y sobre todo con la familia y la pareja sentimental. Con lo cual la autoestima y el autoconcepto van a ir variando de forma conjunta durante el desarrollo de todo el individuo.

Por último, será muy importante para el desarrollo de la autoestima y del autoconcepto serán las pautas de crianza. Aquí es donde vamos a poder intervenir como docentes, donde vamos a poder intervenir como padres. Nosotros vamos a transmitir unos valores, a esos alumnos o esos hijos, que van a suponer el cómo ese individuo va a ir valorándose a lo largo de su vida. Si esos valores están bien transmitidos van a suponer también el cómo los demás individuos me valoran a mí.

Cómo trabajar la autoestima en un alumno que presenta ciertas carencias

AUTOESTIMA
ALTA

AUTOESTIMA
BAJA

Image13585.gif
autoestima1.jpg

Cuando un alumno presenta ciertas carencias sobre los 12 años, se puede hacer una intervención a nivel individual. Pero normalmente estas intervenciones ya sean por parte de los psicopedagogos o por parte del docente van a ser mucho menos efectivas que si se hace una intervención sistémica sobre todo el grupo y desde el principio de la escolarización.

Si desde el principio se trabajan los valores con el grupo por completo determinadas características físicas académicas y sociales de un individuo no tienen por qué ser interpretadas como negativas. Si trabajamos que la diferencia entre unos y otros enriquece al grupo, evidentemente, que hallan alumnos que no triunfen a nivel académico no tiene porque ser un motivo para echar en cara cuando en un determinado momento fracases a nivel académico, o que a nivel social no triunfes tanto como otros.

Es aquí donde notros vamos a poder intervenir, es donde nosotros vamos a formar una base en la autoestima, en la personalidad y en el autoconcepto de nuestros alumnos.

En resumen, durante los primeros años de vida, los adultos tienden a animar a los niños y a adularles por lo que hacen, ello redunda en que su autoestima sea muy elevada en este período vital. Efectivamente, los preescolares tienen una muy buena imagen de sí mismos, se ven capaces de realizar cualquier actividad.

A lo largo de los años escolares se observa una disminución de la consideración que tienen los niños de sí mismos, debido a varios factores. Uno de ellos es la adquisición de capacidades cognitivas que les permiten una más ajustada evaluación de sus competencias y habilidades así como les dota de una mayor autocrítica. Otro es un incremento de su experiencia social. A través de ella, tienen las pautas de crianza y el entorno familiar resultan otro elemento importante que afecta a la autoestima durante estos años.

Un adecuado desarrollo del autoconcepto y la autoestima a lo largo de estas edades resulta fundamental para un ajustado desarrollo psicológico y emocional de los sujetos.












Yo real y yo ideal


La autoestima está compuesta por un Yo real y un Yo ideal. El Yo real ser el cómo nos estamos percibiendo. Es lo que nosotros somos digamos que el Yo real seria nuestro autoconcepto. Mientras que el Yo ideal es ese Yo al que todos aspiramos a ser, el Yo ideal va a ir variando a lo largo del desarrollo. Las diferencias entre el Yo real y el Yo ideal van a crear situaciones de tensión situaciones de inestabilidad en el sujeto. Si el Yo real y el Yo ideal son algo muy distantes o muy diferentes el uno del otro, el individuo puede acabar deprimiéndose o sintiéndose fracasado, reduciendo así su autoestima. Con lo cual, lo lógico, razonable y saludable es que el Yo real luche siempre por alcanzar al Yo ideal, pero que no haya una diferencia excesivamente grande entre ellos.
homer.jpg

Las discrepancias entre el Yo real y el Yo ideal se suelen dar a partir de los 7 años y hasta la preadolescencia es cuando empiezan a darse unas diferencias mayores. Un niño de 5 años no encuentra diferencias entre su Yo real y su Yo ideal. Su Yo real responde a su Yo ideal, prácticamente casi todos los casos. A partir de los 7 años empiezan a marcarse esas diferencias cada vez más acentuadas y en el momento de alcanzar su preadolescencia esas diferencias llegan a su situación extrema por eso la adolescencia suele ser un periodo en cuanto a nivel emocional se dan diferentes crisis importantes en el individuo que le van a ayudar a desarrollarse pero que también le van a dificultar determinados aspectos de su desarrollo emocional.

En resumen, tenemos que tener claro como docentes de educación primaria que es en nuestra etapa en la que se va a desarrollar y afianzar en mayor grado ese autoconcepto del individuo y esa autoestima junto al autoconcepto. Por lo cual, no debiéramos considerar el trabajo del desarrollo de la autoestima y del autoconcepto como algo anecdótico como o como algo que se tiene que hacer con aquel individuo que muestra unos déficits o dificultades en su autoconcepto y su autoestima. Esto debiera de plantearse como un entrenamiento diario.

Desde hace algunos años se está exigiendo que forme parte del trabajo de los docentes las habilidades sociales, el autoconcepto, la autoestima y el desarrollo de la personalidad. Se quiere que forme parte del curriculum. No deben de ser situaciones anecdóticas en las que un docente decida estimular estos aspectos del desarrollo humano, sino que se debiera trabajar igual como trabajamos desde el curriculum de una forma sistematizada y organizada el aprendizaje de la letroescritura, el aprendizaje de las matemáticas, el conocimiento del medio, o la adquisición de otras lenguas… Las habilidades sociales también tienen que formar parte del curriculum y debieran estimularse de una forma sistematizada y estudiada no de forma intuitiva y a nivel individual.



GLOSARIO


Autoconcepto: Este término suele definirse, en sentido genérico, como el conjunto de imágenes, pensamientos y sentimientos que el individuo tiene de sí mísmo. Así, es posible diferenciar dos componentes o dimensiones en el autoconcepto: los cognitivos (pensamientos) y los evaluativos (sentimientos). Los primeros se refieren a las creencias sobre uno mísmo tales como la imagen corporal, la identidad social, los valores, las habilidades o los rasgos que el individuo considera que posee. Los segundos, también llamados autoestima, están constituídos por el conjunto de sentimientos positivos y negativos que el individuo experimenta sobre sí mísmo.

Autoestima: percepción emocional que la persona tien de sí misma. A veces se confunde con el narcisismo o con el ego.

Estereotipos: es una imagen trillada, y con pocos detalles acerca de un grupo de gente que comparte ciertas cualidades, características y habilidades. Por lo general ya fue aceptada por la mayoría como patrón o modelo de conducata. El termino se usa a menudo en un sentido negativo, considerándose que los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que sólo se pueden cambian mediante la educación.

Yo real: comprende todo lo que la persona es un momento dado, incluye cuerpo y alma, sea un individuo sano o neurótico. Se refiere a este concepto cuando la persona quiere conocerse tal cual es. Es la fuerza que impulsa hacia el desarrollo individual. Se refiere a lo que realmente la persona siente, quiere, cree y resulve, es el centro más vivo de la vida psíquica.

Yo ideal: es lo que se es o lo que se puede llegar a ser. Es una visión del individuoapartada de la realidad con características muy halagadoras y que compromete la conducta. Los ideales del yo ideal contienen huellas de rasgos reales, tienen una base en las potencialidades del yo real.

Personalidad: es un conjunto de características o patrones que definen a una persona, es decir, los pensamientos, los sentimientos, actitudes y hábitos y la conducta de cada individuo, que de manera muy particular, hacen que las personas sean diferentes a las demás.

Pautas de crianza: conjunto de acciones que los sujetos adultos de una cultura realizan, para orientar el desarrollo de los sujetos más pequeños del grupo. Las pautas de crianza obedecen a sistemas de creencias que se han legitimado en pautas de comportamiento y tienen un carácter orientativo del desarrollo.

BIBLIOGRAFIA


http://www.e-torredebabel.com/Psicologia/Contemporanea/James.htm
http://www.psicologia-online.com/autoayuda/autoestima/autosuperacion.shtml
http://www.espaciologopedico.com/recursos/glosariodet.php?Id=165
-Psicología Evolutiva I volumen 2. desarrollo social. Autoras: pilar herranz Ybarra y Purificación Sierra García.Editorial: UD






PREGUNTAS OBJETIVAS EN TEMA 5


TEMA_4.jpg